Meta juego vs. Mate juego

Raúl VicenteHola a todos. Sed bienvenidos a mi nuevo blog en LiiPoker. En esta sección intentaré haceros llegar las cosas que me ocurran jugando para la sala así como algunos artículos que creo que os resultarán interesantes.

En esta primera entrada, me gustaría tratar un tema sobre el que se ha debatido largo y tendido en todos los ámbitos del póquer mundial, los pros y contras del juego matemático, difundido y puesto en práctica sobre todo por los nuevos jugadores provenientes de Internet (al que me he permitido la libertad de llamar “Mate-juego”), y del juego tradicional, más inspirado en las lecturas e interpretación de las manos, historia de los movimientos de un jugador, etc, lo que últimamente viene a denominarse como “Meta-juego”.

Todo buen jugador de póquer conoce las matemáticas básicas implícitas en el juego, consistentes en su base en el cálculo de odds y estimación de probabilidades de que ocurra o no un determinado suceso (por ejemplo, que se nos complete un proyecto de escalera).

Sin embargo, desde que el póquer se hizo popular en Internet, sobre todo entre los jugadores más jóvenes y ambiciosos, la parte matemática ha ido experimentando una enorme evolución, provocada por el grado de especialización de estos jugadores, que ha hecho que se lleguen a desarrollar (y afinar) cálculos de muchos aspectos que, hasta hace relativamente pocos años, se calculaban un poco más “grosso modo”.

Con la llegada de los programas estadísticos de apoyo y las bases de datos de manos y jugadores, el nivel medio de los jugadores se ha visto incrementado y para jugar de forma habitual y poder ampliar nuestra ventaja sobre los oponentes tenemos que afinar  mucho en estimaciones como los rangos de manos, la agresividad de los rivales en cada una de las rondas de apuestas…

Estamos de acuerdo en todo eso y no hay duda de que, cuanto más afinados sean nuestros cálculos, más amplios serán nuestros beneficios. Además, recurriendo a la parte puramente matemática del juego, casi con toda seguridad podemos garantizarnos que seremos jugadores ganadores a largo plazo. Si nos encomendamos exclusivamente a las matemáticas, cabe la posibilidad de que nuestro juego se vuelva un tanto predecible por parte de nuestros oponentes quienes, si llegan a calarnos, pueden descubrir que nos limitamos a realizar únicamente movimientos que sean matemáticamente correctos y pueden llegar a explotar eso como una debilidad haciendo jugadas que se salgan de lo estándar en forma de faroles a destiempo, apuestas por valor cuando descubran que podemos llevar una segunda mejor mano, etc…

Pero, ¿qué ocurre cuando estamos en una partida en vivo o si jugamos en una sala que no permite programas de apoyo como la nuestra, LiiPoker? Tenemos que recurrir a nuestra retentiva y/o las notas que les podemos poner a cada adversario e ir dibujando un perfil, mentalmente, de cada uno de nuestros oponentes. Tenemos que estar atentos a cuántas manos juega, a si su estado de ánimo es el correcto después de haber perdido un bote muy importante en manos anteriores…

Todos estos aspectos pertenecen a un ámbito muy subjetivo y tenemos que estar muy seguros de nuestras lecturas a la hora de interpretarlos  y determinar las acciones correctas en consecuencia. Con este estilo de juego podemos obtener unos magníficos dividendos en situaciones concretas muy determinadas ya que, cuando tengamos una lectura determinada, podremos explotar al máximo las debilidades de nuestros adversarios y, en la mayoría de casos, seremos capaces de extraerles unas valiosas apuestas extra o incluso llevarnos un gran bote de farol. Del meta juego salen también esas jugadas que nuestros adversarios no se esperan de nosotros, como determinadas apuestas, por ejemplo en ciertos “rivers”, con las que conseguiremos disimular nuestro verdadero rango de manos y que este no esté tan polarizado.

Sin embargo, a largo plazo, realizar este tipo de jugadas normalmente no nos será rentable y pueden convertirse en grandes agujeros por los que nuestro bankroll termine desapareciendo. Los botes ganados a través del meta juego normalmente son fruto de jugadas matemáticamente muy marginales y ya sabemos que repetir demasiado una jugada marginal en nuestras sesiones lo que hará será restarnos en lugar de sumarnos dinero.

Seguramente, después de leer esto, hayas pensado “yo me siento más identificado con éste o aquél estilo”. Está bien que conozcas tus propias tendencias pero, si me lo permites, el pensamiento que deberías haber tenido llegados a este punto tendría que haber sido “lo ideal es una mezcla de los dos”. Probablemente conozcas jugadores que tienen éxito adoptando únicamente uno de los dos pero, si lo que buscamos es el camino a la excelencia y llegar a ser un súper-clase, la recomendación es que, sea cual sea tu actitud, intentes aplicar conceptos de la otra.

Además, esto te ayudará a entender mejor el comportamiento de tus rivales y, si llegaras a descubrir que estás en la mesa frente a un “puro matemático” o frente a un “puro psicólogo”, tendrás la opción de explotar sus debilidades, quizá en excesivos folds por parte de uno y excesivos faroles por parte del otro.

Ponte a prueba y sorpréndete tirando esa mano que nunca tiras o faroleando en esa situación en la que piensas que hacerlo sería una locura.

You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Responses to “Meta juego vs. Mate juego”

  1. pAntA says:

    Ay ay ay sobrinooooooo que alegría me he llevado.
    Sabes muy bien que me alegro de todo corazón de tus éxitos y de tu gran progresión profesional.
    Te lo mereces…. 😉

    Er tito pAntA

    Y de paso estreno tu blog con el primer comentario…

  2. Raul says:

    Hombre, Tito, cuanto tiempo!!

    Me alegro de verte por estos lares. Gracias por tus palabras, sé que son de corazón y te las agradezco enormemente.

    Un abrazo!!

  3. pAntA says:

    jajajajajaja sobrinooooooooo…..
    Si pierde la apuesta tú equipo o 770…
    ¿Qué va a pasar con tu bigote y el del Eltren? RASURADOOOOOO…
    Pierda quien pierda la diversión y LA FOTO está asegurada…
    Un fuerte abrazo

  4. Manuel Diaz says:

    Hola Raúl, también me alegro de este gran paso. De todos modos, no te olvides de mí por favor 😛
    Ahí te envié un mensaje, pero de paso pruebo por aquí, qué ya no sé qué pensar. Un saludo.

Leave a Reply