Marbella Classic Poker, historia de una eliminación

Érase una vez un casino, en la Costa del Sol, al que acudían jugadores de toda índole y condición. Entre todos esos tipos de jugador, están los que sólo piensan en jugar a la ruleta de 500 en 500 euros (muy respetable, no me estoy metiendo con ellos ni mucho menos) y, en esta ocasión, a mi me tocó enfrentarme con uno de ellos.

El tipo en cuestión (digo “tipo” porque no conozco su nombre, no es nada despectivo), llevaba tres manos consecutivas haciendo subidas “al peso”. Para el que no esté habituado al juego en vivo, esto significa que sus subidas no estaban medidas en ciegas o en porciones del bote, sino en puñados. Una mano antes a la de mi eliminación, mi amigo había subido a unos 7.000 puntos (ciegas 250-500 con ante de 50), le habían metido la caja y él había pagado alegremente (algo más de la mitad de su stack) con AT, eliminando a su oponente, quien llevaba KQ.

Viendo estos precedentes (incluidas sus conversaciones con los amigotes sobre su “sistema” de apuestas en la ruleta,) tenía claro que era mi principal objetivo para sacarle el stack. Se me presentó la ocasión perfecta cuando, de nuevo, desde MP1, hizo una de sus subidas a “un montón” (que equivalía a algo más de 8.000 puntos). Tras tirarse todos hasta mí, estando en el botón, decido que, con 34.000, no tiene sentido hacer una resubida estándar así que meto la caja. Mi enemigo no ocultó su proceso de razonamiento. No sólo eso, sino que llamó a uno de sus amigos, que estaba 5 mesas al noroeste, para pedirle consejo sobre su decisión. Su amigo le incitó con vítores a pagar con sus TT de mano y así lo hizo, alegando al tiempo que metía sus fichas al centro que, aunque yo era un profesional que seguramente tendría mejores cartas, él “pagaba para irse”.

No esperaba ni mucho menos que fuese un flip pero es que el recochineo se multiplicó en el flop cuando, justo después de mi As, salió otro diez que le daba a él el set ganador y las felicitaciones de sus amigos “jugones”.

Un bote con el que me podría haber puesto en más de 70.000 puntos ha sido mi apocalipsis… pero bueno, lo jugaría de la misma manera 3.000.000 de veces más. Quizá a la 3.000.001 lo habría jugado de otra forma, aún está por ver cuál.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply