Gano el 5th annual Binion´s poker classic 2011 – Evento 43

Cuando pensé pasar las vacaciones en Las Vegas, decidí que había un lugar donde quería jugar un torneo y ese era el Binion´s Gambling Hall and Casino. Uno de los casinos más antiguos de Las Vegas y en mi opinión  uno de los más legendarios, especialmente desde el punto de vista de un jugador de poker. El Casino se abrió por primera vez en 1951 como el Horseshoe Club, pero fue en 1988 cuando se añadió el Mint Hotel a la propiedad, convirtiéndose en el Binion´s Gambling Hall and Casino como lo conocemos hoy en día.

Binion’s

Este es el lugar donde nacieron las World Series of Poker en 1970. Un juego entre 10 amigos que ha conseguido transformarse en el gran evento que es ahora. Esta es la razón por la que el Binion’s es un casino tan legendario para los jugadores de poker y por la cual, animo a jugar un torneo allí, y al mismo tiempo a echar un vistazo al Hall of Fame, donde se pueden ver muchas de las leyendas del poker que han jugado en sus mesas.

Llegamos al casino el domingo al mediodía y esperaba con impaciencia el momento de jugar este torneo, por lo que quería

A lo mejor un día sale mi foto ahí con mi sweat shirt de LiiPoker

registrarme enseguida. Pero todavía faltaba algo más de media hora hasta que abrieran el registro, así que nos dimos una vuelta por el recinto y el Hall of Fame, donde colgaban fotografías de los mejores jugadores de todos los tiempos. Stu Ungar, Amarillo Slim, Doyle Brunson etc. etc. La atmósfera del casino es muy diferente de los gigantes que se encuentran situados en el Strip. Este casino no tiene tema y puede notarse que es uno de los casinos clásicos, algo desgastado y no tan glamuroso como otros, pero me encanta imaginar a todos estos grandes tipos que se jugaron miles o millones de dólares en sus mesas durante largas noches y días de poker.

Cuando abrieron el registro pagamos rápidamente y nos dirigimos a dar una vuelta por Freemont street hasta que el evento empezase a las 2pm. Al volver ya había mucha gente esperando y habían comenzado a ocupar sus asientos. Se registraron alrededor de 100 jugadores, algunos más se unieron al juego durante los primeros niveles hasta alcanzar la cifra de 111. Era un torneo deep stack, en el que se comenzaba con 15.000 fichas y ciegas 25/50. El buy-in era bastante bajo, sólo $100. Una oportunidad estupenda para un torneo tan largo, aunque la tasa era algo alta; según lo que pude calcular era $77+$33, lo cual es bastante, pero imagino que este es el precio que se tiene que pagar si se quiere jugar un torneo con una buena estructura sin tener que desembolsar una gran cantidad por ello.

Mi mesa

Mi asiento estaba en el extremo izquierdo de la sala, donde me dirigí y saludé a los demás jugadores, ya sentados. La mesa tenía manchas antiguas de bebidas derramadas, las fichas no eran nuevas y creo que algunas de las camareras habían trabajado allí desde que abrieron en 1951, pero no importaba, porque este era el lugar donde se habían inventado las WSOP y muchos grandes y legendarios jugadores había podido estar sentados en el mismo sitio donde yo estaba, ganando o perdiendo grandes torneos o manos.

Incluso por el aspecto de algunos de los jugadores en la mesa, daba la sensación de estar en los legendarios tiempos de gambling del Binion’s. Había bastantes jugadores locales en la mesa. Dos asientos a la izquierda había un tío que me recordaba a Gene Wilder y junto a él un conductor de camión jubilado, que parecía salido de la película Convoy. Tenía el pelo largo canoso y grasiento, dientes negros y una voz que revelaba una vida de muchos cigarrillos. En la otra punta de la mesa había un par de tipos mayores, que no hablaban mucho, pero a los que les encantaba ver muchos flops. Aparte de estos había un par de turistas y un chico joven local  y a mi derecha un chico joven, que no paró de contar que quería haber jugado varios eventos de las WSOP este año, pero que al final había decidido no hacerlo porque tenía dolor de espalda. Decía haber entrado en premios 7 veces en las WSOP. Sin embargo tengo mis dudas de todo lo que contaba, ya que no jugar los eventos de las WSOP de este año y en vez de eso decidir jugar eventos de $100… Pero todas estas cosas hacen buenas historias en la mesa y es divertido escucharlas mientras juegas. El conductor de camión resultó ser uno de esos que no hace más que contar historias de bad beats y también nos contó muchas cosas sobre los distintos torneos en los que había participado, en los que había perdido con AA o como le había pasado justamente el día anterior, que había perdido con AK vs. A9 y decía que no jugaría AK si presintiera un all-in porque esa mano le traía mala suerte. Irónicamente fue eliminado con AK vs AQ all-in preflop, así que imagino que algo había de cierto en eso de que la mano le traía mala suerte.

El torneo

En la primera mano el conductor de camión sube a 200 y el joven local le hace call y dos jugadores hacen lo mismo. Con un flop, K42, el conductor apuesta 500 y sólo el chico joven hace call. El turn es Q y el conductor apuesta 1500 y le vuelve a hacer call otra vez. El river trae un 5 y el conductor apuesta entonces 5000 y el joven le hace insta-call. El conductor muestra KJ y el tipo joven KT. No sabía que pensar, era una primera mano cuando menos interesante. El conductor empezó entonces a darle consejos al chico joven, deberías haber foldeado antes, etc. y el chico argumentaba que sólo le dejaba fuera una carta. Supongo, que esa era una forma de verlo.

Empecé a tomar notas mentales de los jugadores. Jugador muy tight a mi izquierda y el que se parecía a Gene Wilder le gustaba ver los flops en el primer nivel, pero se hizo más tight cuando subieron las ciegas. Al conductor también le gustaba ver flops y no dejaba escapar ningún proyecto o pareja fácilmente. En el otro extremo de la mesa estaba el chico joven, que subía muchas manos y jugaba de forma agresiva. No estoy seguro de si se tildó en la primera mano. Consiguió ganar un buen bote unas manos después, lo que todavía le hizo más agresivo en su juego, pero no lo controlaba muy bien y fue el primer jugador en terminar en la mesa, después de hacer call a una 4-bet all-in con AJ, contra QQ. Había un par de jugadores loose passive y otro par tight passive. El que decía todo eso de  haber jugado en las WSOP al lado de mí era un jugador estándar TAG.

Comencé igualmente a observar los movimientos de los jugadores, ¿miraban sus cartas antes del flop y si lo hacían, cómo colocaban las cartas si iban a foldear o si iban a jugar? ¿cómo reaccionaban al flop, como eran sus apuestas, etc. etc.? Afortunadamente los dos jugadores a mi izquierda, siempre miraban sus cartas antes de que les llegase su turno y ambos tenían sus cartas preparadas para ser foldeadas cuando no iban a jugar una mano. Esto es siempre una ventaja, porque puedes ser el botón varias veces si observas esto. Era obvio que un jugador se ponía muy nervioso cuando pillaba algo. Muchos jugadores eran fáciles de leer y tenía buenas vibraciones con la mesa.

En el primer nivel no jugué muchas manos y observé la mesa, para empezar a moverme en el segundo nivel. Poco a poco fui construyendo mi stack, jugando muchos botes pequeños, llevándome botes de los jugadores más débiles y apostando value con los jugadores loose. Al llegar al primer descanso era el chip leader de mi mesa, con casi 35.000 y todavía no había ido all-in en ninguna mano. Una vez el conductor hizo call a una apuesta mía en el river, cuando yo tenía KK y pinché otro K en el river. Hice una gran value bet y el hizo call diciendo “ok, enséñame ese AK” y él mostró AQ para una mano A alto. No estoy seguro de porque uno quiere hacer call si piensa que le van a ganar. A lo mejor es parte de un astuto plan, quién sabe.

Al tiempo que algunos jugadores eran eliminados, otros llegaron a la mesa y un tipo joven que estaba de vacaciones de gambleo, se sentó en el sitio del conductor. Tenía 70-80.000 fichas por lo que pude ver y era muy activo. En ese momento yo tenía 40.000. Me iba bien y no me hacía mucha gracia la llegada de nuevos jugadores a la mesa, porque antes controlaba bien la mesa y ahora no era posible, porque este tío joven era impredecible, así que decidí jugar más tight durante un tiempo y esperar buenas manos.

Nivel medio y mano desastrosa

Llegados a este punto las ciegas eran 300/600 con ante 50 y una chica sentada dos asientos más allá a mi derecha limpeó. La había visto limpear en varias manos y foldear a una subida. También había subido un par de manos, por lo que pensaba que llevaba una mano mediocre cuando limpeó. La chica tiene un stack de más o menos 25000 y yo 33000. En SB subo a 2200 con 99 y ella hace call. El flop K75 con dos tréboles. Apuesto 3000 y ella hace call. En ese momento no se qué pensar, ya que no la había visto jugar post flop. El turn es un 2 y apuesto 4.500 y ella hace call. Me precipité un poco con mi apuesta en el turn, y no pensé bien en la mano. No pensé en que ella llevase 77 o 55. Creo que si hubiera hecho check, ella sólo habría apostado si hubiera pillado algo y si llevaba un proyecto ella habría hecho check también.

El turn fue un A y como sólo había hecho call en el turn, creí que debía llevar un K o un proyecto de color, pero no estaba seguro. Aposté 9.000 esperando representar el A muy bien y ella apostó inmediatamente el resto de sus fichas y mostró sus cartas, KJ antes de que yo pudiese reaccionar. Por supuesto no enseñé mi mano. Esto me dejó con 19.000 y las ciegas subían a 400/800 con ante 100 en la mano siguiente, así que las cosas ya no me iban tan bien.

Jugué muy tight, sin tener muchas oportunidades de robar y subí un par de manos, donde en una me hicieron re-raise all-in a lo que no hice call con mi ATs y otra donde llevaba TT y mi rival apostó all-in en un flop AK4. Mi stack bajó a 14.000 cuando llegamos a 500/1000 y ante 100, lo que me convertía en un short stack.

Q8 que fish!!

Un tío gigante se sienta entonces en la mesa justo a mi lado y en la segunda mano después de llegar, foldean hasta él que está en SB y  sube a 2.000 y yo voy all-in con Q8 con unas 13.000 fichas. Creo que puede tener un amplio rango con el que robar aquí. Sólo tiene unos 20.000, así que se quedaría con un stack muy corto si hace call y pierde. Pero rápidamente hace call, que no era para nada lo que yo esperaba, pero yo necesitaba más fichas, así que era un buen momento para doblarme o bustear en el torneo. El tío muestra AT, así que estaba bastante bien, teniendo en cuenta mi mano. En el flop yo pincho un 8 y otro 8 en el turn, y me doblo. En el momento en el que el dealer me pasa todas las fichas, el tío grande murmura “Q8, que fish!”. Este bote me dio algo de margen y respiré un poco, aunque todavía no era un gran stack el que tenía.

Conseguí robar un par de botes más y mantuve mis fichas en 25.000, pero las ciegas subían y necesitaba acumular todavía más. Fue duro porque nuevos jugadores llegaban a la mesa y los chip leaders jugaban de manera muy agresiva en la mesa. Esto me dio la oportunidad de hacer un par de re-robos, pero de ser víctima de ellos también.

A uno de los chip leaders, otro chico joven que era muy bueno, le había bancado para muchos de estos torneos low limit Ari Engel, no sé si le hacia coaching también, pero era bastante bueno.

Nueva mesa

Muchos jugadores empezaron a ser eliminados. El tío gordo que pensaba que yo era un fish, consiguió ganar 6 o 7 all-ins, y cada vez estaba jugando por su vida en el torneo. Pero perdía fichas y volvía de nuevo a tener un stack all-in muchas veces, pero siempre conseguía pinchar algo, daba igual si iba por delante en la mano o no.

Entonces me movieron a otra mesa, lo que era bueno, ya que aquí los stacks no eran muy grandes y los jugadores mucho menos agresivos. Me dio algo de margen para robar y con las ciegas en 1.000/2.000 y ante 200 tenía algo más de 30.000. En una mano me llegó KK en la ciega grande y entonces fui all-in cuando la ciega pequeña subió. Era un tipo mayor al que le gustaba jugar muchos botes y al que le gustaba apostar fuerte en cualquier flop. Apostó 6.000, y pensé que seguramente haría call a mi all-in, ya que le había visto hacer call a all-ins con manos débiles con anterioridad. Tenía más de 100k. Después de pensárselo un par de segundos hizo call con A9 y no pilló nada. Finalmente me hacía con más fichas, mientras el campo de jugadores se reducía notablemente.

Ya sólo quedábamos las dos últimas mesas y el chip leader, el chico joven al que le habían bancado, había conseguido eliminar al otro big stack con AK vs AA y ya era el nuevo chip leader del torneo, con una cifra ridículamente grande de fichas. Le movieron entonces a mi mesa y empezó a subir prácticamente en cada mano. Creo que tenía unas 350.000 fichas y el segundo en fichas unas 100.000. Le hice un re-robo, robé ciegas un par de veces y gané una mano con una c-bet sin conectar en el flot y perdí otra contra un check raise en un flop en el que no pillé nada, así que cuando pasamos la burbuja y ya sólo quedaban los 12 jugadores que entraban en premios, creo que tenía unas 75.000 fichas, con ciegas 4.000/8.000. De nuevo era short stack.

Mesa final

Justo antes de empezar la mesa final gané un bote grande, no recuerdo la mano, pero me puso en unas 135.000 fichas, las ciegas eran en este momento 6.000/12.000 y ante 1.500. De los 3 amigos que habíamos decidido participar en el evento, dos llegamos a la mesa final, Silvia y yo, así que 2 de 3 no estaba nada mal.

Era increíble pero el tío grande se las había apañado para llegar a la mesa final, después de haberse quedado en el  juego con 3-5 BBs varias veces. Habló de hacer un pacto varias veces, pero por supuesto el chip leader no quería saber nada de ello  ya que entonces tenía alrededor de 1/3 de todas las fichas.

A mi izquierda había otro short stack y junto a él un tipo australiano al que le gustaba hacer check raise all-in en el flop. Al lado de él Silvia, y a su izquierda el tío grande, que estaba sentado al lado de un mujer a la que no había visto jugar todavía y junto a ella el tío que me había doblado con KK vs A9. El chip leader estaba al final de la mesa, junto a un chico español que jugaba bastante bien.

Empezamos la recta final los 9 jugadores y el bote antes del flop es de 31.500 lo que significa que puedo añadir casi un 25% a mi stack con mi primer robo.

Silvia pierde un bote y se queda con 1 ante perdiéndolo en la siguiente mano, lo que desafortunadamente la dejó fuera de la mesa muy rápido.

No tienen que pasar muchas manos antes de que me ponga en una buena situación. Estoy en la ciega grande y la mujer en la mesa al lado del tío grande va all-in con unas 80.000 fichas y el big stack hace call. El chico español foldea y yo miro mis cartas. La primera Q y la segunda Q, y voy all-in con unas 130.000. El big stack mira algo disgustado y dice que tiene que hacer call. La mujer muestra AJ y el big stack 99. Mis QQ aguantan y me pongo chip leader con más de 350.000.

Un par de manos más tarde intento robar ciegas desde una posición media con 84s donde hago raise a 25.000, pero el tío a mi lado hace all-in con 54.000, el resto de la mesa foldea y hago call. De nuevo un 8 llega al rescate y gano la mano contra su AJ, así que ya he eliminado dos jugadores de la mesa final.

Jugamos el siguiente nivel y al descanso tengo alrededor de 400.000 y las ciegas ya van a ser 10.000/20.000 antes 2.000. Soy el chip leader, pero sólo tengo 20BBs, así que los otros jugadores empiezan a hablar sobre un pacto en la pausa y decido decirles que sí, porque hay varios jugadores en modo all-in y si intentas robar te vas a ver committed muchas veces y con un par de robos que no funcionen o no puedas defender tus ciegas, te vuelves a poner en modo all-in rápidamente. Decidimos dividir la bolsa de premios entre los 6 en función del número de fichas que tenemos cada uno. Soy nombrado ganador con 419.000 fichas y el chico español se queda segundo con 394.000.

Decidimos también jugar por el trofeo, que me encantaría haber ganado, porque traerse a casa un trofeo del Binion’s estaría genial.

Empiezo perdiendo 70.000 en una mano SB vs. BB, y me convierto en el segundo chip leader. El tipo australiano es eliminado y entonces me reparten AT y hago un re-raise all-in contra el chico español. Él muestra A9 y pilla el 9, lo que me deja fuera del torneo.

En general estaba muy contento con el torneo y estuvo genial jugar un evento en el Binion’s. Ganarlo me ha llevado a las listas de The Hendon Mob con mi primera caja en un torneo en vivo, bueno, no es mi primera caja en un torneo en vivo, pero si la primera anotada en The Hendon Mob.

Si vas a Las Vegas te recomiendo que vayas a Freemont street y juegues en el Binion’s. El rake en las mesas de cash también es algo menor que en los casinos del Strip y tienen un programa de rewards muy interesante si te registras en el Club Binion’s.

En honor al camionero con la mala suerte y las historias de bad beats

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Gano el 5th annual Binion´s poker classic 2011 – Evento 43”

  1. Jaime B. says:

    jajaja…que buena crónica Kent, muy entretenida! Lastima ese trofeo que se te escapó, pero bueno fuistes el justo ganador, enhorabuena! La próxima vez que vaya a Las Vegas tengo que ir al Binion´s a jugar.

Leave a Reply