Empezando en el mundo de los torneos en vivo

Mucha gente sueña con convertirse en deportista de élite, pero en la mayoría de los deportes esto es algo muy difícil de alcanzar. Si por ejemplo se juega fútbol, baloncesto o golf, el porcentaje de jugadores que realmente llegan a ser profesionales es bastante bajo y es necesario mucho sacrificio y dedicación.

En el mundo del poker, este sueño es algo más fácil que se haga realidad y si no puede conseguirse ser profesional, se puede por lo menos tener opciones a jugar contra los mejores. En el fútbol o el baloncesto, la probabilidad de jugar contra los mejores del mundo o de un país es bastante baja y si no se es profesional y se juega contra ellos, seguramente ganarán por goleada absoluta.

Sin embargo, jugar al poker contra los mejores si es posible. Basta con registrarse en un evento en el que se sepa que van a participar y es posible que el sorteo de mesas determine que algún pro esté sentado a nuestro lado. Es una gran experiencia cuando esto sucede, ya que se puede ganar una mano o incluso eliminar a alguno de los mejores jugadores del mundo. En mi primer evento en vivo, jugué contra una jugadora que había visto en la tele y fue toda una experiencia.

2 amigos y yo decidimos registrarnos para aquel torneo. Yo llevaba jugando al poker unos 12-18 meses, sobre todo niveles bajos y SNGs. Creía que jugaba bien, pero cuando pasan los años y vas aprendiendo algo más, te das cuenta de que realmente era un fish.

El día del torneo fuimos al casino y lo primero que hicimos fue pagar el buy-in. Había muchos jugadores, la mayoría de los cuales no conocía. Algunos daban algo de respeto, con sus cascos y las sudaderas y camisetas con los parches de salas de poker. Si eran patrocinados o había usado sus FPP para comprar la ropa, eso no lo sabía entonces. Después de pagar entramos en el casino y empecé a ponerme algo nervioso. No había hecho ningún plan para el torneo, ni siquiera conocía la estructura. Uno de los jugadores de nuestro grupo la había visto en un cartel y no estaba muy contento con ella. Yo, como no sabía muy bien como tenía que evaluarla, simplemente asentía a lo que él decía para que pareciese que sabía de qué hablaba.

Justo antes de empezar fuimos a tomar algo al bar. Y más dudas… ¿qué beben los jugadores de poker antes de un evento? ¿Whiskey, cerveza? No estaba seguro, así que pedí el último y como los otros había pedido agua, eso fue lo que decidí beber. Intenté entonces conseguir algún consejo del mejor jugador en nuestro grupo y lo que me dijo fue que no podía estar parado durante mucho tiempo, porque era un torneo turbo y eso significaba que tenía 1-2 niveles para observar y jugar tight y luego debía empezar a moverme para reunir fichas. Decidí jugar el torneo como un SNG, empezaría tight y después presionaría. Ese era mi plan, pero no siempre se siguen los planes al pie de la letra.

A través de la megafonía del casino, se informó a los jugadores que debían ir tomando asiento. Busqué mi mesa, ocupé mi sitio y empecé a observar a mí alrededor. Saqué las gafas de sol prestadas de mi bolsillo; había visto en la tele que muchos jugaban con ellas y yo había olvidado las mías en casa. No creo que hicieran mucha diferencia, pero me sentí algo más seguro llevándolas y así parecía algo más pro. A medida que todos los jugadores llenaban la sala y se acercaba la hora de comenzar, me iba poniendo más nervioso.

De los jugadores que había en mi mesa, conocía a un par de un club local, otros que no conocía y una chica (May Maceiras), justo sentada enfrente de mí, a la que había visto en televisión hacía un par de semanas. Wow! pensé, voy a jugar contra una verdadera pro! En aquel momento no recordaba su nombre, pero me presenté, al igual que hice con el resto de jugadores de la mesa. Me fijé mucho en ella, porque creía que como era pro, debía estar haciendo las cosas correctas antes de un torneo. Así que coloqué mis fichas y mis gafas como ella lo hizo.

La primera mano. Estaba muy nervioso, casi no podía ni levantar un poco mis cartas para mirarlas, sin temblar. Afortunadamente era una mala mano y la foldeé. La croupier era nueva y repartió mal casi el 50% de las primeras 10-15 manos, lo que me dio algo de tiempo para relajarme. En una mano hice call a un raise y por extraño que parezca, me sentí aliviado de no ligar nada en el flop, porque me ponía muy nervioso el hecho de tener que apostar… para alucinar! No estoy muy seguro de cómo pensaba ganar un torneo si no quería apostar… Hasta que hubo transcurrido el primer nivel, mi frecuencia cardiaca no se puso por debajo de la zona de peligro de infarto, y entonces ya empecé a sentirme algo más cómodo con el juego. Llegado este momento había perdido algunas fichas en un par de calls y foldeando en el flop.

Intentaba concentrarme en varias cosas, pero lo cierto es que no podía con todo. Intentar parecer profesional, no temblar, intentar pillar los tells de los otros jugadores, qué cartas juegan, qué hace la pro, qué cartas juego, etc. etc.

La primera mano que gané fue algo muy emocionante. Foldearon todos hasta mí, en posición media y subí con AKs. El botón hizo call, un tipo con gafas de sol, que había visto antes pero no sabía dónde, era calvo e imponía respeto. El flop Axx con dos de mi suit. Hice una apuesta casi del tamaño del bote. El otro pensó durante un rato y al final foldeó enseñando AT. Creo que le fue fácil saber lo que llevaba, ya que seguro mostré alguna emoción.

Ganar esa mano me dio confianza y me llevó a ganar un par de manos más y luego perder otras. Más tarde en una mano donde era BB, mi stack era de 4.000 y las ciegas 100/200, la ciega pequeña subió a 600 y yo con A9s resubí a 1800 e hizo call. El flop: KJX con 2 de mi suit. SB apostó 1500 y yo foldeé. No tenía ni idea de si estaba committed, los odds o pot odds, sólo me dejé guiar por mi instinto. Más tarde me dijeron que había jugado la mano bastante mal…pero bueno, aquello me dejó muy corto de fichas y en el siguiente nivel fui con A7 contra AK y caí eliminado.

Aunque el torneo sólo duró unas horas para mí, fue una gran experiencia y algo que recomiendo a todo el mundo.

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Empezando en el mundo de los torneos en vivo”

  1. AnKoIv says:

    Muy buena cronica Kent, a mi me paso algo similar, jugaba online algo y en un viaje a dublin tuve mi primera experiencia en vivo y aunque al principio me senti como tu intente ser yo mismo y aplicar lo poco que conocia en ese momento, no me fue excesivamente bien pero puedo decir que me diverti y que gane algo de dinero jugando los sits&go paralelos.

    Salu2

Leave a Reply